Jose Balas Lopez

De 15Mpedia
Saltar a: navegación, buscar

Jose Balas Lopez, represaliado por el franquismo, fusilado el 20 de mayo de 1940 en Paterna.[1]

Contenido

[editar] Biografía

José Balas López nació el 19 de Abril de 1906 en Zafra, Badajoz, destino al cual había sido trasladado su padre, José Balas Rubio, natural de Puebla de la Reina (Badajoz), oficial que combatió en varias campañas durante la guerra de Cuba (1895-1898) y que en el momento de nacer José, era ayudante del General Francisco Neila y Ciria (famoso por ser el capitán que mandaba las tropas sitiadas por los insurrectos cubanos en el poblado de Cascorro, conocidos como los "Héroes de Cascorro", entre los que también destaca el soldado madrileño Eloy Gonzalo, a quien sus vecinos erigieron una estatua en su localidad natal). Su madre fue Cándida López Caballero, natural de Puebla de la Reina (Badajoz) y segunda esposa de José Balas Rubio, los cuales contrajeron matrimonio en dicha localidad en 1904, tras el fallecimiento de su primera esposa, Martina Lizárraga Yzaguirre madre de Antonio Balas Lizárraga, cuya carrera militar irá ligada a la de su hermano menor José. El oficio de su padre debió calar en el espíritu de José, ya que comenzó su carrera militar a muy temprana edad. Desgraciadamente, aún no se ha podido encontrar su hoja de servicios en ninguno de los archivos militares existentes, ni centros documentales nacionales. Lo cual hace suponer que tal documento se haya perdido o haya sido intencionadamente destruido.

No obstante, se puede recomponer parte de su carrera gracias a algunas apariciones nominales en la prensa local de Badajoz, recogidas en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica. Gracias a estos aportes documentales no oficiales sabemos que asciende de cabo interino a cabo efectivo a la edad de 17 años (Correo de la Mañana nº 2918: 30/06/1923 - página 2). Lo cual hace suponer que su ingreso en el ejército se efectuó de manera voluntaria antes de 1922. Consta en prensa su ascenso a sargento al año siguiente -es decir, con 18 años- y su embarco para Marruecos en el verano de 1924, junto a su hermano mayor Antonio Balas Lizárraga, que había ingresado en el ejército voluntariamente en 1920 tras ser disuelto el Cuerpo de Correos, entidad pública para la que había aprobado una oposición.

La hoja de servicios de su hermano Antonio Balas Lizárraga (militar que fue en el Regimiento de Infantería "Castilla" nº 16, de acuartelamiento en Badajoz desde 1883) puede aportar algunos datos de interés sobre la actuación de este regimiento en la zona de Tetuán, donde estuvo destinado al menos entre 1924 y 1926. Diversos combates contra los rifeños le valieron a Antonio la Cruz de plata del Mérito Militar con distintivo rojo, la Medalla de la Campaña de Marruecos con pasador de Tetuán y la Medalla de la Paz de Marruecos de 1929 entre otras. Es plausible que a José le fueran concedidas condecoraciones similares teniendo en cuenta que realizaron el servicio juntos en los mismos destinos. El 21 de Enero de 1925 figura en Correo de la Mañana una reseña sobre su regreso a Badajoz con licencia por enfermedad.

Se desconoce con exactitud si tuvo filiación política alguna aunque no es de extrañar que simpatizara con ideas republicanas o socialistas ya que también su padre era de ideas republicanas. En enero de 1931 es destinado al Regimiento de Infantería León 38 aunque no se ha podido comprobar incorporación. Es probable que este traslado (forzoso aparentemente, ya que José tenía arraigo en Badajoz: Estaba casado con Antonia Martínez Píriz, natural de Badajoz y esperaba ser padre de dos niñas, Antonia y Josefa "Pepita" Balas Martinez, que fue una conocida matrona en la localidad pacense y que aún vive en fecha de 8/4/2021) fuese promovido para evitar que José, como sargento de ejército, tomase partido en ningún tipo de acción similar a la que se hubiera producido en Jaca un mes antes.

Tras la proclamación de la II República, se reorganizó el ejército. El Regimiento de Infantería "Castilla" nº 16 pasó a ser denominado como Regimiento de Infantería nº 3, al cual aparecerá adscrito José como Sargento más adelante. La desaparición de multitud de periódicos en Badajoz tras la irrupción del Diario HOY (propiedad de la Editorial Católica, actualmente dependiente del Grupo Vocento), impide seguir reconstruyendo la vida y la carrera de José Balas López mediante apariciones nominales en prensa local ya que los primeros números de este diario son de muy difícil acceso y al no estar indizado su contenido resulta casi imposible saber si apareció en prensa en algún momento. Su hermano Antonio entre 1931 y 1936 fue también sargento en el mismo regimiento y ocupó diversos puestos administrativos como el de escribiente del juzgado militar.

Llegados al verano de 1936, puede encontrarse algo de información al respecto de José Balas López en el libro Una visión histórica en el Badajoz "Rojo", de Moisés Domínguez Núñez, que en cierto modo podría catalogarse como historiador revisionista. El libro es un análisis de la causa 397/1936, abierta contra el coronel del Regimiento de Infantería Nº 3, José Cantero Ortega y otros oficiales de dicho regimiento, tras la entrada en Badajoz de las tropas comandadas por el Teniente Coronel Juan Yagüe, que ha pasado a la historia como el "Carnicero de Badajoz". De él se puede extraer cierta información referente a los suboficiales del Regimiento de Infantería nº 3 y a su actuación durante las jornadas posteriores al 18 de Julio de 1936 que llevaron a que el Regimiento no se adhiriese a la sublevación militar contra el gobierno legítimo de la II República Española. Esta actuación de los suboficiales del regimiento llevó a que fueran considerados como rebeldes al finalizar la guerra por la justicia militar del nuevo régimen. En 1939 se abrió la causa conjunta 7095-V contra los hermanos Antonio Balas Lizárraga y José Balas López, de la cual pueden extraerse los testimonios de la intachable actuación de estos dos militares durante la guerra civil:

José partió a finales de Julio de 1936 con dos compañías de fusiles y una sección de ametralladoras, a cargo del Comandante de Infantería José Ruiz Farrona; destinado a la defensa de Madrid y tomando parte en la Batalla de Guadarrama. El 11 de Octubre de 1936 es ascendido a Brigada procedente del empleo de Sargento con la antigüedad de 21 de Septiembre de 1936, según circular firmada por el ministro Largo Caballero, en Diario Oficial del Ministerio de la Guerra (nº 207, página 82; Octubre de 1936). Posteriormente, en el D.O. nº 10 de 1937 se cambia dicha antigüedad a fecha de 19 de Julio de 1936. Según su propia declaración jurada extraída de la causa 7095-V, José estuvo de licencia por enfermedad hasta Noviembre de 1936 por fractura de su brazo izquierdo debida a una caída montando a caballo. Después fue obligado a incorporarse (renunciaría posteriormente para continuar en la Escala Profesional) como Mayor de Milicias en la 16 Brigada Mixta, organizada por él y por otro Mayor de Milicias, el diputado comunista por la provincia de Badajoz, Pedro Martínez Cartón.

La 16 BM es destinada a Arjona, Jaén, y tomará parte en el asedio y asalto al Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza, en Andújar, donde perecerá el ilustre Capitán Santiago Cortés, que quedará como mártir del franquismo por su heroica resistencia. Del asesinato de este personaje se culpará personalmente a José Balas López como puede comprobarse en la Causa 7095-V, aunque el cargo será desmentido por testigos y desestimado en la sentencia. También es conocida, por aportar otro ilustre personaje relacionado con José Balas López, la asistencia del poeta Miguel Hernández a las operaciones realizadas en la zona, en calidad de comisario político con actividades de propaganda asociado al entonces jefe de la 16 Brigada Mixta, el ya Teniente Coronel Martinez Cartón.

Como Mayor de la 16 Brigada Mixta permanecerá hasta septiembre de 1937, que renuncia a su empleo por el de Teniente de Infantería de la Escala Profesional del Ejército Popular de la República. En Mayo de 1938, ascendió al empleo de Capitán de Infantería, el cual ostentaba oficialmente al finalizar la contienda en 1º de Abril de 1939. A los dos rangos anteriores optó por antigüedad, aunque se subraya en dicha declaración que el último ascenso a Capitán de Infantería se obtiene por "méritos de guerra". Durante la guerra, la 16 Brigada Mixta tomará parte en las Batallas de Brunete y Teruel. A pesar de no disponer de su hoja de servicios, es de suponer que José Balas López participo con su unidad en esta serie de batallas históricas. Además y según el historiador Carlos Engel, en su libro Historia de las Brigadas Mixtas del E.P. de la República (1999) se cita al Comandante José Balas López como Jefe de la 16 Brigada Mixta desde la segunda mitad del año 1937.

Durante los últimos meses de la guerra, José y su hermano Antonio, el cual ha estado incluido en la 16 BM desde su creación, son destinados al ejército del Levante. Martinez Cartón escapará en un barco en el puerto de Alicante y se exiliará a la URRS y posteriormente a México donde fallecerá en 1977. José y su hermano Antonio no correrán esa suerte, cuando llegan al puerto de Alicante, miles de personas esperan que algún barco extranjero les recoja pero las naves que circundan el puerto son italianas, afines al bando que en ese momento se declaraba vencedor de la guerra. Ambos hermanos son apresados y enviados al campo de concentración improvisado de "Los Almendros", en la carretera de Denia, hoy Avenida de Denia, Alicante. El escritor Max Aub también estuvo recluido en dicho lugar y escribió de hecho una obra titulada Campo de Los Almendros, correspondiente a su ciclo de novelas dedicadas a los campos de concentración en los que estuvo. Con posterioridad José Balas López y Antonio Balas Lizárraga son trasladados al Campo de Concentración de Albatera, de cuyas durísimas condiciones podemos informarnos en la novela El año de la victoria, testimonio del periodista anarquista Eduardo De Guzmán, uno de los supervivientes del campo de Albatera y de los Almendros.

El nuevo régimen prometió a los militares presos del bando republicano que no se aplicarían penas de muerte en caso de que estos pudieran demostrar que no habían cometido "delitos de sangre" durante los años de contienda. Naturalmente, estas promesas quedaron en mera palabrería propagandística en la mayor parte de los casos. José y Antonio fueron encausados conjuntamente y condenados a muerte a finales de 1939 por el delito de "Adhesión a la rebelión militar de 1936". Sin embargo, se les dio la oportunidad de demostrar acciones y conductas que pudieran redimir dichas penas. Antonio Balas Lizárraga consiguió, gracias a la inagotable labor de su esposa Balbina Terrón de la Cámara, que le fuera enviada documentación testimonial que avalaba la acción del salvamento de una veintena de personas de derechas del pueblo de Lobón (Badajoz), que habían sido encerradas en la cárcel de dicha localidad y aguardaban con angustia el regreso de sus captores, milicianos cuya intención probada era incendiar la cárcel con los presos dentro.

José Balas López consiguió también una serie de avales, entre ellos los referentes a donación de gran parte del dinero del batallón del que era responsable para la manutención de un convento de religiosas de Arjona (Jaén) que servía como refugio de personas sin recursos. Sin embargo, solo uno de los dos hermanos, Antonio, logrará eludir el macabro destino con esta documentación siéndole conmutada su pena capital por la de cadena perpetua, que posteriormente será reducida sucesivamente hasta que pueda salir de la cárcel de Sigüenza (donde había sido trasladado) en 1943, y quede exento de libertad vigilada en 1951. José será acusado de varios delitos de sangre sin ninguna coherencia jurídica, ni civil ni militar y sin ninguna garantía como muchos otros procesados en juicios sumarios. Y, aunque de todos los cargos en los que se atentase contra la vida o la propiedad privada que le fueron imputados fue declarado inocente o no culpable al menos, la sentencia de muerte se dictó contra él en fecha de 14 de Diciembre de 1939. El Comandante de Infantería José Balas López, de 33 años, sería fusilado el 20 de Mayo de 1940 en las tapias del cementerio de Paterna (Valencia), donde descansan sus restos mortales. A su ejecución y posterior inhumación asistieron su hermano Pedro Balas López, maestro nacional posteriormente depurado que logró abrir una conocida escuela en Badajoz y al que fue dedicada una calle en esta localidad tras su fallecimiento en 1993; y su cuñada Balbina Terrón de la Cámara, la cual redactó sus últimas voluntades y una serie de misivas a su madre, a su esposa y a sus hijas.

[editar] Véase también

[editar] Referencias

  1. GABARDA CEBELLÁN, Vicent (2007): Els afussellaments al País Valencià (1938-56). PUV. ISBN 978-84-370-6792-6. (Dialnet).

[editar] Enlaces externos