Tomás Azcárate García de Lomas

De 15Mpedia
Saltar a: navegación, buscar

Tomás Azcárate García de Lomas, represaliado por el franquismo, fusilado el 16 de agosto de 1936.[1]

Contenido

[editar] Biografía

Tomás nació en San Fernando. Era militar / armada capitan fragata.[1]

TOMÁS DE AZCÁRATE GARCÍA DE LOMAS, capitán de fragata de la Marina REPUBLICANA Española, ASESINADO por los franquistas en Cádiz en 1936 Tomas de Azcarate y Garcia de Lomas word pressTomás de Azcárate y García de Lomas, nació en San Fernando (Cádiz). Hijo de Tomás y Concepción. Su padre fue contralmirante y director del Observatorio de Marina de San Fernando (Cádiz), y colaborador con Isaac Peral en los cálculos para la construcción del primer submarino. Su tío, Gumersindo de Azcárate, perteneció al partido Republicano y fue uno de los fundadores y presidente de la Institución Libre de Enseñanza. Su abuelo Patricio de Azcárate fue fundador y director de la Biblioteca Filosófica. Tomás estaba casado con Josefa Ristori Álvarez, con quien tuvo 9 hijos.

Tomás de Azcárate ingresó a los 13 años en la Escuela Naval. Estuvo al mando del submarino “A-3” de 1920 a 1922. De diciembre a mayo de 1936 obtuvo el mando del destructor “Lazaga”. Desde esta fecha Azcárate era el 2º comandante del crucero “República”. Poseía una brillante hoja de servicios y tenía 9 condecoraciones, 4 de ellas con distintivo rojo por su valor acreditado en las campañas de Marruecos.

A media tarde del 17 de julio de 1936, Azcárate fue al Gobierno Civil enterándose por el comandante de Artillería y gobernador civil de Cádiz Mariano Zapico Meléndez-Valdés, del inicio de la sublevación en Marruecos. El 18 de julio de 1936 el comandante militar de Cádiz José López-Pinto Berizo se sublevó proclamando el bando de guerra. El general José Enrique Varela Iglesias se hizo cargo del alzamiento militar en Cádiz. El edificio del Gobierno Civil y la Diputación Provincial fue sitiado. Zapico se negó a a rendirse y los golpistas abrieron fuego de fusilería sobre el edificio.

Zapico accedió a que pudieran ser evacuadas las mujeres, niños, y los paisanos que lo desearan. No había municiones ni víveres para soportar un asedio: Azcárate aconsejó la rendición, pero él y los representantes civiles decidieron quedarse con Zapico que se negó a capitular. El asedio continuó toda la noche. Una orden de Madrid relevó al primer y 2º jefes de la Base Naval de Cádiz, los golpistas vicealmirante Gámez-Fossi y contralmirante Manuel Ruiz de Atauri, sustituyéndolos por Tomás de Azcárate y el capitán de corbeta Virgilio Pérez y Pérez. Pérez se presentó a Gámez para ponerse a sus órdenes pero Gámez ordenó su detención. fue fusilado en oscuras circunstancias el 28 de agosto de 1936 junto a otros jefes y oficiales de la Armada. Virgilio Pérez dejo viuda y 5 huérfanos, siendo póstumo uno de ellos.

Al día siguiente tropas regulares procedentes de Ceuta se unieron a los sublevados; los defensores tuvieron que rendir la posición. Fusiles y las pistolas poco podían hacer frente a los 5 cañones de 120 milímetros del destructor “Churruca” apuntándoles desde el puerto. La maquinaria represiva fascista se puso en marcha de inmediato. El 22 de julio se inició juicio sumarísimo acusando de rebelión militar a Mariano Zapico; el jefe de la 11ª Comandancia de Carabineros, teniente coronel Leoncio Jaso Paz; el jefe de los guardias de asalto, capitán de Artillería Antonio Yañez Barnuevo-Milla; y el funcionario Luis Parrilla Asensio, jefe de teletipos del Gobierno Civil. Todos fueron condenados a muerte y fusilados en el castillo de San Sebastian el 6 de agosto de 1936.

Tras estos fusilamientos, se abrió expediente a Tomás de Azcárate, al secretario de Zapico Antonio Macalio Carisomo, y al presidente de la diputación, Francisco Cossi Ochoa, que había sufrido también el asedio en el Gobierno Civil. Sin conocimiento del juez instructor, Queipo de Llano ordenó el fusilamiento de Azcárate mediante aplicación del bando de guerra. Fue conducido hasta el acuartelamiento de Infantería situado junto a Puerta de Tierra. Allí Azcárate pidió ser confesado. Un pelotón de fusilamiento de guardias de asalto le esperaba en uno de los fosos exteriores de Puerta de Tierra.

Sobre las 6 de la tarde del 16 de agosto, el capitán de fragata Tomás de Azcárate, jefe interino de la Base Naval de Cádiz de la República Española, murió fusilado junto a Francisco Cossi Ochoa, Antonio Macalio Carisomo, el capitán Muñoz, el médico y diputado socialista Rafael Calbo Cuadrado y el obrero Julián Pinto que había participado en la defensa del Gobierno Civil. Días después se entregó a su viuda un papel en el que su esposo había podido escribir solo un nombre: “María Ristori de Azcárate”. Su último pensamiento fue para su esposa. Su delito: ser un hombre de honor y fiel a sus ideales.

[editar] Véase también

[editar] Referencias

[editar] Enlaces externos