Dinero para C2B, soberanos de los comunes

De 15Mpedia
Saltar a: navegación, buscar

Open Money para C2B, la Moneda Soberana de los Comunes La promesa del Estado, actuando en nombre del pueblo y controlado por el pueblo, es la de proporcionar todos los servicios explicados, debatidos y aprobados, en los Presupuestos Generales del Estado, en gran parte servicios sociales, como educación, sanidad, pensiones y salario básico ciudadano. Al emitir su moneda, el Estado, como cualquier empresa o institución, se concede un auto-crédito de lo que luego recogerá en los impuestos. Un dinero soberano para el bien común Es un dinero soberano, porque es emitido por las instituciones del pueblo sin deuda para con nadie, haciendo ejercicio soberano de dotarse los instrumentos necesarios para manejar los bienes comunes, “para el cuidado y disfrute de lo que de todos es”1. Es el dinero propuesto por AMI (American Monetary Institute), PositiveMoney y Monetative. El dinero soberano es la única moneda admitida para pagar los Impuestos imputados por el Ministerio de Hacienda a todas las personas y entidades con identidad legal. Y es el dinero con el que se pagan todos los gastos necesarios “para el cuidado y disfrute de lo que de todos es”, para los bienes comunes, para los Presupuestos Generales del Estado. Un nombre muy adecuado podría ser SOBERANO DEL BIEN COMÚN (SBC). Deja de ser la única moneda de curso legal. Solo es obligatoria para pagar los impuestos. Es la moneda con que se deben pagar las tasas. Como para cualquier otra moneda, el Estado, en este caso el Poder Judicial, garantiza, como para cada productor, que el Ejecutivo cumple con sus promesas y que entrega los productos y servicios que justifican el cobro de los impuestos. De esta forma el gasto publico queda sometido a un doble escrutinio, al elaborar los PGE y al ejecutarlo. La moneda soberana del pueblo Si es técnicamente posible (que lo es) la mejor opción sería que sean los propios ciudadanos los que emiten individualmente el SOBERANO DEL BIEN COMÚN, y le conceden ese crédito al Estado. Una buena idea es que cada billete de SOBERANO DEL BIEN COMÚN, sea en soporte papel o en soporte digital, llevara la identidad, e incluso la efigie, del ciudadano que la emitió, para recordar de la manera más visible que es una moneda del pueblo. Esta moneda expresaría la voluntad del pueblo y promesa del Estado de ejecutar los Presupuestos Generales del Estado acordado por todos. Su uso está constituido en gran parte por:

Servicios Sociales, cuyo mayor valor añadido son las horas de trabajo de los empleados públicos.
Los diversos componentes del salario básico ciudadano, en su mayor parte retribuyendo los distintos componentes del trabajo del hogar y del cuidado de pequeños y mayores.
Gastos de mantenimiento de edificios, espacios públicos, vías de circulación, etc. 
Infraestructuras. Para pagarlas, el Estado deberá cambiar la moneda SOBERANO DEL BIEN COMÚN por monedas vinculadas a las industrias de las infraestructuras.

Por tanto que la gran masa en circulación de SOBERANO DEL BIEN COMÚN tiene una gran proporción de horas de trabajo de interés público, sea de los empleados públicos, sea de los ciudadanos. Estamos hablando de una jornada laboral de los empleos por cuenta ajena de 25 horas semanales. Esta es la jornada que tendrían los empleados públicos. Muchos ciudadanos van a participar de forma menos regular y menos intensa a través de empresas sociales, igual que hoy día lo hacen en las ONGs. Estos trabajos también se pagarían con el SOBERANO DEL BIEN COMÚN. Es por esa razón que el SOBERANO DEL BIEN COMÚN tendería a igualarse al cambio con el valor de base de la HORA de los Bancos de Tiempo. Como se emite el Soberano del Bien Común Se hace un debate parlamentario sobre los Presupuestos Generales del Estado, y cada tendencia política presenta sus opciones. Primero se vota la cantidad total, con una propuesta de gasto y otra de ingreso. Decisión de los Ingresos Una vez obtenidas las partidas principales de:

Impuestos directos como el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o el Impuesto sobre Sociedades.
Impuestos indirectos como el Impuesto sobre el Valor Añadido.

Los impuestos directos determinan cuanto le toca pagar a cada ciudadano o a cada empresa cada mes a lo largo del año. Las supercomputadoras del futuro podrán mandar vía email al día siguiente de su votación en el parlamento una simulación de su declaración de hacienda para el año siguiente. El Impuesto sobre el Valor Añadido determina la oxidación que va a tener la moneda SOBERANO DEL BIEN COMÚN en cada transacción. El Ministerio de Hacienda enviara al sistema monetario digitalizado de cada ciudadano mayor de edad la cantidad de dinero SOBERANO DEL BIEN COMÚN que deben emitir (o "minar"). Cada ciudadano con derecho a voto tiene el derecho (y la obligación) de emitir exactamente la misma cantidad de SOBERANO DEL BIEN COMÚN, de manera que se garantice una máxima democracia. SOBERANO BIEN COMUN de cada ciudadano=PGE/(Numero de votantes) Esta cantidad es igual para ciudadano sin que tenga relación con su mayor o menor contribución al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. La cantidad total que crean en cubre también el Impuesto sobre Sociedades y los Impuestos Indirectos, de manera que, en general, será una cantidad mayor que los impuestos que debe pagar al final. Adjudicación de los Gastos Los ciudadanos se han formado su opinión tras el debate parlamentario acerca de cada una de las partidas de gastos. Por ejemplo, los ciudadanos podrán dictaminar cuanto a su juicio se debe gastar en infraestructuras, en sanidad o en seguridad. Del dinero recién creado que disponen, envían la proporción que les parece más adecuada a cada partida, a la cuenta de cada Ministerio en el Banco Central Público. Es decir, que cada ciudadano emite la misma cantidad total, pero la distribuye según su criterio particular. La regla es que lo deben gastar todo. Si no lo gastan, son fácilmente identificables y punibles. Cada Ministerio dispone al final del dinero que haya conseguido convencer que le envíen los ciudadanos. De este modo habría democracia directa sobre la parte de los gastos los PGE. La única partida sobre la que los ciudadanos puede que no tengan libertad plena de escoger es sobre la partida del salario básico ciudadano, en que la prudencia pide que se respete la intermediación del parlamento. De otra forma la tendencia de cada uno seria de igualar esa cantidad con la del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que le toca, cuando su intención es la de favorecer a los más desfavorecidos en detrimento de los más favorecidos. En este caso el parlamento debe de representar a los más desfavorecidos y situar el salario básico suficientemente alto como para cumplir su función, pero no tan alto como para que nadie tenga que pagar impuestos directos. Una sociedad educada en los valores de la igualdad comprende esto, pero quizás no tanto como para dejarlo a la democracia directa. Se trata de generar una discriminación positiva hacia los más desfavorecidos. No hay democracia de la mayoría, hay derechos a imponer de la minoría. Circulación Los ministerios ponen en circulación la moneda pagando los salarios de los empleados públicos, pagando el salario ciudadano, los gastos de mantenimiento de los bienes comunales y las inversiones en infraestructura o en moneda de ahorro para hacer las obras de infraestructura más adelante. Los empleados públicos y todos los demás pagaran sus gastos familiares en SOBERANO DEL BIEN COMÚN o acudirán al mercado cambiario para cambiarlo por otras monedas. El SOBERANO DEL BIEN COMÚN es muy bien recibido porque todo el mundo lo necesita para pagar sus impuestos. A lo largo del circuito en cierto momento la gente no usa SOBERANO DEL BIEN COMÚN para más transacciones, sino que lo envía al Ministerio de Hacienda para cumplir con sus obligaciones impositivas. El Ministerio de Hacienda la destruye, o la borra, o mejor se la envía al ciudadano que la emitió para que cancele el pasivo que creo al emitir su parte alícuota de SBC. Al cabo de un tiempo, si un SOBERANO DEL BIEN COMÚN no ha regresado al Ministerio de Hacienda, la moneda se extingue automáticamente. Los ingenieros monetarios del futuro buscaran la formula optima, pero un tiempo prudencial para dejar la moneda circulando puede ser dos años fiscales. Es decir, en un año determinado se emite una cantidad de SBC y se destruye la misma cantidad, pero las monedas que se destruyen pueden provenir de varios años fiscales. Pago de los impuestos directos Una vez terminado el ciclo fiscal, o mensualmente, para pagar sus impuestos cada ciudadano o cada sociedad envía al Ministerio de hacienda la cantidad de dinero que le corresponde pagar. Enviara SOBERANO DEL BIEN COMÚN, ya que es la única moneda de curso legal y es obligatoria para pagar los impuestos. Es la moneda con que se deben pagar las tasas. Por tanto, si sus ingresos han sido en otras monedas, deberá acudir al mercado cambiario para adquirir Destruirá SOBERANO DEL BIEN COMÚN. En cualquier caso, a un tiempo de su emisión, quizás a los dos años fiscales, el SOBERANO DEL BIEN COMÚN caduca y se extingue. Así que nadie se lo guarda en el bolsillo, o lo circula o lo envia para pagar sus impuestos. Pago de impuestos indirectos Si la transacción que debe pagar el IVA se hace en SOBERANO DEL BIEN COMÚN, el pago es muy sencillo, ya que el SOBERANO DEL BIEN COMÚN podría llevar incorporada una oxidación automática por transacción. Esa parte de la oxidación pasa al Ministerio de Hacienda para su destrucción. En el resto de transacciones, se imputara el Impuesto sobre el Valor Añadido que corresponda, pero a la hora de hacer la liquidación habrá que cambiar la moneda que se haya usado por SOBERANO DEL BIEN COMÚN.

Contenido

[editar] Referencias

[editar] Artículos Relacionados

[editar] Otros links

[editar] Bibliografia

  • Banking 2020: A Vision for the Future, Steve Tolley, Steve Baker, Sharon Bowles, Vicky Ford, Mark Garnier, Tony Greenham, Damian Horton, David Jackman, Syed Kamall, Baroness Kramer, Andrea Leadsom, Chris Leslie, Andy Love, John Mann, John Thurso , New Economics Foundation, 2013
  • Caída libre, Joseph Stiglitz , Santillana Ediciones, 2011
  • Capitalism Unmasked, Gerald Friedman, Douglas K. Smith, Lynn Parramore, Gar Alperovitz, Paul Davidson, Edward Harrison, Econ4 , LYNN PARRAMORE, 2013
  • Economía Solidaria, Carlos Askunze Elizaga , REAS Euskadi (Red de Economía Alternativa y Solidaria), 2011
  • No Logo, Naomi Klein , Paidos, 2007
  • The Great Transition, Stephen Spratt, Andrew Simms, Eva Neitzert, Josh Ryan-Collins , New Economics Foundation, 2009
  • Volunteering infrastructure in Europe, Adrian Murtagh, Alžbeta Brozmanova Gregorova, Alžbeta Mrackova, Amandine Tiberghien, Ana Mullanji, Andras F. Toth, Anitta Raitanen, Anne Marie Donovan, Antonita Fonari, Bojana Culum, Bryan Collis, Christine Irvine, Claudia Taylor-East, Cristina Rigman, Dace Maulina, Diego Beamonte, Else-Marije Boss, Elza Maria Pires Chambel, Eva Hambach, Fiona Liddell, Geraldine Prizeman, Gordana Focic, Hanka Kuškova, Igor Milosevic, Ilze Grintale, Irena Topalli, Jatta Vikstrom, Jean Bastide, Jiri Tošner, John Lee, Jugoslav Jevdjic, Kamila Czerwinska, Ksenija Fonovic, Martin Lesky, Martin Oberbauer, Mette Hjare, Michal Brož, Milijana Niskanovic, Mirko Schwarzel, Nick Ockenden, Olivia Patsalidou, Panagiotis Zannis, Pavol Fric, Petre Mrkev, Gar Alperovitz, Philippa Arrigo, Gar Alperovitz, Primož Jamšek, Renzo Razzano, Rogerio Roque Amaro, Sabrina Iacobucci, Saskia Daru, Sergiu Ostaf, Stefania Macchioni, Susana Szabo, Tereza Pospišilova, Thomas Robke, Vicente Ballesteros Alarcon, Viola Krebs, Wojciech Rustecki, Yvonne McKenna, Zlatko Talevski, CEV - Centre Européen du Volontariat, 2013
v · d · e         Economía
Asambleas

Asamblea de Barrios y Pueblos de Economía (Comunidad de Madrid) · Economía Sol · Escrache fiscal

Plataformas de Economía

Colectivo Burbuja · Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo · Decrece Madrid · EconoNuestra · Economistas Frente a la Crisis · Economía Ciudadana · El cobrador del IBI · Errekaleor bizirik! · Escrache fiscal · IRPH Stop Gipuzkoa · International Citizen Debt Audit Network (ICAN) · LUCHA (Lucha por el Cambio, en sus siglas en francés) · La cosa pública · Lista de conceptos de vivienda · Lista de plataformas de economía · Mapa de recortes presupuestarios en España · Movilizaciones contra la Unión Europea del capital de marzo 2013 · No al TTIP · Observatorio Crítico de la Energía · Occupy the Economy · OpEuribor · People Against Free Trade Agreements · Plan B · Plan de Rescate Ciudadano · Plataforma Afectados Obligaciones Subordinadas Banco Valencia · Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda · Plataforma Marcha Indignada Cádiz · Plataforma para la defensa de las Juntas Vecinales de Omaña · Plataforma por la Justicia Social · Plataforma por la nacionalización de las Cajas de Ahorros · Plataforma por una Fiscalidad Justa, Ambiental y Solidaria · Por la Defensa de El Gordo · Presupuestos Participativos Madrid · REAS · REAS Aragón · Red Solidaria de Economía de Barrio de Lavapiés · Shattering Iberia · Sueldos Públicos · Toma tu banco · Toque a Bankia

Conceptos
Cargando...
Consumo

Precio de la luz · Precio de la gasolina · Precio del agua · Precio de la banda ancha · Matrícula universitaria · Precio del gas · Precio del transporte público ·

Obras

Documentales · Libros · Música · Películas · Periódicos · Poesía · Programas de radio · Programas de televisión · Revistas · Sitios web (wikis)

Otros

IBEX 35 · Libor · Lista Falciani · Lista de agencias de calificación · Lista de bancos · Lista de cajas de ahorros · Lista de empresas · Lista de grandes fortunas · Lista de privatizaciones · Lista de recortes